El proceso de reciclaje que se realiza en nuestra planta tiene un doble objetivo: en primer lugar y más importante, extraer todas las sustancias peligrosas y potencialmente contaminantes contenidas en los RAEE, que serán tratadas convenientemente; y en segundo lugar, recuperar los materiales susceptibles de ser reutilizados.

Disponemos de cuatro líneas de tratamiento de RAEE equipadas con tecnología para el desmontaje, trituración controlada y posterior clasificación de materiales.

  • Línea de Frío.
  • Línea de Monitores y Televisores.
  • Línea de Lavadoras.
  • Línea de resto de Aparatos Electrodomésticos y Equipos informáticos.

Dentro de las plantas de reciclado, cada tipo de residuo se gestiona de manera diferente. Identificamos 4 líneas de reciclados, según el tipo de residuo a procesar.

En la línea de frío, los residuos pasan por una fase de pretratamiento manual seguida de una fase de aspiración de materiales contaminantes como el aceite y gases de efecto invernadero. En tercer lugar, pasan por una fase de trituración con posterior separación de materiales para obtener los diferentes materiales separados: hierro, pur, plásticos, aluminio y cobre.

En la línea de lavadoras, los residuos pasan por una fase de pretratamiento manual y una fase final de trituración con posterior separación de materiales: hierro, pur, plásticos, aluminio y cobre.

En la línea de monitores, los residuos inician su recorrido en una fase de pretratamiento manual seguida de una fase de separación de tubos y pantallas. A continuación, pasan a una fase de separación de materiales contaminantes donde se extraen los residuos inertes contaminantes como el polvo de fósforo. Finalmente, obtenemos los materiales recuperados: Vidrio.

En la línea de PAEE’s, de pequeño electrodoméstico, los residuos pasan por una fase de pretratamiento manual para a continuación entrar en fase de trituración con posterior separación de materiales: Hierro, plásticos, aluminio y cobre.