Descargar declaración medioambiental Abre en ventana nueva

En ILUNION Reciclados estamos autorizados por la Junta de Castilla y León como Gestor de Residuos Peligrosos y No Peligrosos.

Como gestor de residuos RAEE referente a nivel nacional nuestras instalaciones constan de cuatro líneas de tratamiento equipadas con la más moderna tecnología para el desmontaje, trituración controlada y posterior clasificación de todos los materiales tratados en la planta, mediante medios y técnicas que aseguran en todo momento el cumplimiento de los estándares y la normativa medio ambiental vigente, tanto en el almacenamiento del residuo como en el propio tratamiento del mismo.

Pero nuestro compromiso medio ambiental va más allá. Aprovechando nuestra ubicación, hacemos un esfuerzo añadido de captación propia de residuo en el medio rural, más complicado de atender por su enorme dispersión y bajo volumen de residuo, evitando así que éste acabe fuera de los cauces establecidos para su correcto tratamiento.

A nivel de gestión pasamos periódicamente auditorías del proceso de tratamiento tanto de la Administración Pública competente como de nuestros principales clientes, algunas de las cuales están basadas en los estándares CENELEC (asemejables por tanto al certificado independiente WEELABEX). De este modo aseguramos que somos un gestor de residuos que ofrece absolutas garantías de que los procesos de tratamiento que se llevan a cabo en nuestras instalaciones cumplen con los más altos estándares y son totalmente fiables.

Por otro lado, tenemos implantado el sistema comunitario de gestión y auditoría medioambiental, EMAS, reglamentado por la Unión Europea, lo que evidencia que nuestro compromiso con el Medio Ambiente va un paso más allá de la actual normativa vigente.

El EMAS (Eco-Management and Audit Scheme, o Reglamento Comunitario de Ecogestión y Ecoauditoría) es una normativa voluntaria de la Unión Europea que reconoce a aquellas organizaciones que han implantado un Sistema de Gestión Medioambiental y han adquirido un compromiso de mejora continua, verificado mediante auditorías independientes. Las organizaciones reconocidas con el EMAS cuentan con una política medioambiental bien definida, hacen uso de un sistema de gestión medioambiental robusto y dan cuenta periódicamente del funcionamiento de dicho sistema a través de una declaración medioambiental verificada por organismos independientes. Estas entidades son reconocidas con el logotipo EMAS, que garantiza la fiabilidad de la información aportada por la empresa.

A día de hoy podemos decir que el poseer esta certificación nos confiere una diferenciación clara del resto de actores del sector, puesto que no hay ningún otro gestor de residuos RAEE con este reconocimiento a su gestión medioambiental.